CÓMO RECUPERAR TU PIEL TRAS EL VERANO

Durante las vacaciones de verano intentamos desconectar de todo y queremos aprovechar cada rayo de sol para sobrevivir al frío invierno.

Hace unas semanas te contábamos cómo cuidar tu piel durante los meses más calurosos del año. Ya sabemos que la radiación ultravioleta promueve el envejecimiento prematuro de nuestra piel y por eso a la vuelta de vacaciones hay que priorizar la recuperación celular de nuestra dermis, ayudándola a generar más colágeno y manteniéndola mejor hidratada.

Porque además de nuestra piel, con el calor nuestro cuerpo entero sufre deshidratación y nuestro organismo debe luchar para combatirlo y mantenerse frío, y por eso nos sentimos más cansados de lo normal durante los días más calurosos.

¿Cómo conseguimos que nuestra piel vuelva a la normalidad?

Si para preparar nuestra piel para el verano nos centramos en protección solar, exfoliación e hidratación, para la vuelta de las vacaciones te recomendamos priorizar los tratamientos y productos despigmentantes, sin dejar de lado la hidratación y la exfoliación que son imprescindibles para la regeneración celular.

En este caso es importante mencionar que dependiendo del estado de tu piel necesitarás unos cuidados para repararla u otros, y por eso es tan importante saber determinar qué tipo de piel tienes, y entender las señales que te da en cada momento.


¿Notas la piel más seca después del verano?

Es completamente normal, y además es el problema de más fácil solución: deberás hidratarte por dentro y por fuera. Añade productos hidratantes a tu rutina y asegúrate de ingerir suficiente agua durante todo el día y alimentos ricos en agua. Evita las duchas de agua caliente, los aires acondicionados y la exposición al sol.

Además de la rutina que puedes realizar en tu casa, existen varios tratamientos no invasivos y de aplicación tópica que te pueden ayudar a alcanzar mejores resultados que puedes encontrar en Clínicas estéticas como la del Dr. Alejandro Segarra.

Si notas tu piel más seca de lo normal y lo que buscas es protegerla y promover que se regenere, las infiltraciones de ácido hialurónico no reticulado te devolverán la calidad y luminosidad que has perdido durante el verano. Este tratamiento de hidratación profunda no modifica los volúmenes de la piel, sino que el ácido hialurónico es reabsorbido por la piel ayudando a prevenir el envejecimiento cutáneo y estimulando el metabolismo celular.

Además, con una aplicación de solo 10 minutos y anestesia local, este tratamiento tiene una duración de entre 4 y 6 meses aproximadamente y permite ver resultados tan solo una semana después de la aplicación.


¿Quieres devolverle la firmeza a tu piel o eliminar imperfecciones?

Los rayos de sol son imprescindibles para lograr ese tono más moreno que tan bien nos sienta a todos, pero también son los responsables del fotoenvejecimiento de nuestra piel, es decir, aceleran la deterioración del colágeno y la elastina de nuestra dermis y promueven la aparición de arrugas.

Hay muchos remedios y soluciones para combatir el envejecimiento prematuro de la piel, y aunque los remedios naturales no son nunca definitivos, si eres constante puedes mantener la estructura de tu piel equilibrada y visiblemente sana.

Además de protegerte a diario y sin excusas de los rayos de sol, para poder mantener tu piel lisa y tersa es importante evitar llevar una vida sedentaria, no fumar, priorizar una alimentación equilibrada y mantenerte siempre bien hidratado.

Por si buscas una solución que no requiera tanta constancia y que realmente te permita retrasar el envejecimiento facial y prevenir la flacidez, te interesará saber que con un tratamiento de medicina regenerativa como el PRP o plasma rico en plaquetas, conseguirás aumentar la elasticidad y luminosidad de tu piel. Tras solo 3 semanas después de la aplicación con anestesia local, verás cómo han disminuido tus arrugas y ha mejorado el aspecto y textura de tu piel.


¿Te han aparecido manchas en la piel?

En caso de que el sol haya dejado manchas u otras señales visibles en tu piel, te recomendamos que seas prudente con los tratamientos despigmentantes durante la temporada post-verano, ya que pueden tener el efecto contrario y empeorar las marcas de tu piel. Recuerda que un tratamiento anti-manchas no es compatible con el sol.

Una rutina de este tipo te será útil para aclarar la piel y eliminar cualquier mancha que pueda aparecer por la exposición al sol, pero deberás empezarlo una vez pasado el verano.

Y si además de priorizar el cuidado de esas molestas marcas en la piel, complementas tu cuidado diario con un tratamiento médico-estético como un PRX o peeling químico, lograrás mantener a raya ciertas patologías como el cloasma, también conocido como melasma.

Este tratamiento que no requiere de agujas ni micro-inyecciones, sino que se realiza con la maquinaria PRX-T33® que ayuda a estimular la piel evitando los efectos secundarios de los peelings tradicionales – logrando revitalizar la piel y devolverle la luminosidad que pueda faltarle. Un tratamiento que también ayuda a potenciar los efectos de otros tratamientos estéticos comunes, ya que puede aplicarse de forma simultánea con inyecciones de toxina botulínica o bótox, rellenos, inyección de vitaminas, y otros tratamientos de medicina estética.

______________________________

Más allá del sol y los rayos ultravioleta, hay muchos otros factores externos que afectan al estado de nuestra piel, como puede ser el estrés, la ansiedad, dormir poco, consumir mucho alcohol o café, o tener una alimentación desequilibrada – por eso es importante que entendamos que todo lo que le pasa a nuestra piel son señales de nuestro cuerpo pidiéndonos que prioricemos la salud.

Si tienes alguna duda sobre este artículo o te gustaría recibir más información acerca de qué tratamiento de la Clínica Dr. Alejandro Segarra podrá ayudarte mejor en tu caso, escríbenos a info@dralejandrosegarra.com o llámanos y nuestro equipo te ofrecerá ayuda personalizada.