5 USOS DEL ÁCIDO HIALURÓNICO QUE NO CONOCÍAS

Para muchos ya no será ninguna novedad que el ácido hialurónico lo producimos de forma natural en el cuerpo humano. De hecho, hasta un 50% del total que produce nuestro cuerpo se encuentra en el tejido conectivo de nuestra piel, incluyendo cartílagos y articulaciones.

Y no nos sorprende porque desde hace un par de años esta sustancia natural se ha popularizado en el mundo de la medicina estética y los cuidados faciales hasta tal punto que todos hemos oído hablar de ella en mayor o menor medida… ¿pero sabemos realmente el trabajo que desempeña este activo antiaging tan conocido?

¿Qué es el ácido hialurónico y qué función tiene?

Su principal función es la de retener las partículas de agua que se acumulan en nuestro cuerpo, pudiendo absorber hasta 1000 veces su peso en agua, y por eso es conocido para muchos por su efecto esponja. Le aporta resistencia a la piel y evita que se marquen líneas de expresión, mientras que en las capas más externas de la epidermis su objetivo es principalmente el de mantener la hidratación.

Cuando alcanzamos los 25-30 años de edad, nuestro cuerpo ya no es capaz de producir los mismos niveles de ácido hialurónico y es entonces cuando los primeros signos de envejecimiento se hacen visibles en nuestra piel. Esto explica por qué es tan importante aplicar cuidados preventivos cuando nos acercamos a esa edad.

¿Cómo mejorar la producción natural de ácido hialurónico?

Existen métodos y remedios naturales que pueden ayudarte a aumentar la producción de esta sustancia natural en tu cuerpo, como puede ser el consumo de tubérculos y verduras ricas en magnesio o zinc.

Otro factor crucial que debes considerar es la hidratación: el ácido hialurónico requiere la presencia de agua en tu cuerpo, lo que significa que si estás deshidratado no podrá ejercer sus rejuvenecedoras funciones.

La buena noticia es que esta sustancia en gel también se puede aplicar con micro-inyecciones en la piel, que ayudan a nivelar los niveles de ácido hialurónico perdido. Y esto no sucede únicamente en el mundo de la cosmética y la medicina estética, sino que esta sustancia natural se aplica y utiliza en muchas otras situaciones.

Y lo mejor de todo es que, al ser una sustancia natural, el cuerpo es capaz de absorberla y asimilarla como propia, de forma que los resultados tras inyectarla son lo más naturales posibles.

¿Cuáles son los secretos mejor guardados sobre el AH?

Más allá de la hidratación y su indudable poder anti-edad, el ácido hialurónico tiene otros incontables beneficios para tu cuerpo y se le han dado otros usos a lo largo de la historia que hoy queremos compartir contigo.

Al fin y al cabo, si has llegado hasta aquí es porque sigues pendiente de descubrir los secretos de esta mágica molécula, así que ahí van:

1.     Es un ingrediente muy común en pastelería

Así es. El ácido hialurónico fue aislado por primera vez por el farmacéutico alemán Karl Meyer tras obtenerlo del ojo de una vaca. Desde que se descubrieron sus beneficios, empezó a utilizarse en 1942 en el mundo de la repostería como sustitutivo de las claras de huevo. Y cuando se descubrió que se podía obtener con facilidad de las crestas de los gallos, se ha usado ampliamente en el sector de la pastelería. No empezó a usarse con fines cosméticos hasta 1996. Increíble, ¿no te parece?

2.     Tiene un potente efecto regenerador y anti-manchas

Este ingrediente natural puede con todo y las manchas de la piel no suponen ningún reto para el ácido hialurónico. Ayuda a disimular las marcas causadas por el acné y las manchas que aparecen con la edad, así como las causadas por la exposición solar.

3.     Es el aliado perfecto para pieles acnéicas

El ácido hialurónico impide la sobreproducción de sebo y de los aceites que obstruyen los poros de nuestra piel. Además, puede rellenar las cicatrices atróficas provocadas por el acné al aportar volumen de forma inmediata sobre la piel de nuestro rostro.

4.     Es imprescindible para mantener una vista sana

Este líquido se encuentra en nuestro globo ocular y es un remedio infalible para el ojo seco ya que hidrata la córnea y la conjuntiva y lo humedece. Nos ayudan a retener la humedad y a mantener la salud ocular bajo control.

5.     Aporta resistencia a las encías bucales

Este ingrediente que producimos de forma natural también puede emplearse en el mundo de la odontología para regenerar encías o mucosa bucal, ayudando a facilitar la cicatrización de heridas e impidiendo que se infecte la herida. De hecho, es muy útil su aplicación durante cirugías orales para disminuir la inflamación.

¿Qué te ha parecido? Esta lista de 5 secretos acerca del ácido hialurónico demuestra que, aunque se hable de esta molécula desde hace varios años y nos hayamos acostumbrado a escuchar acerca de las microinyecciones de ácido hialurónico, en realidad sigue siendo una gran desconocida. Y como es imprescindible que estés bien informado antes de tomar la importante decisión de realizarte un tratamiento médico-estético, desde la Clínica del Dr. Alejandro Segarra siempre nos queremos adelantar a todas tus dudas.

Porque antes de contarte qué maravillas se pueden conseguir con una intervención con esta molécula, como por ejemplo realizar rinomodelaciones sin pasar por quirófano, o aportar hidratación y volumen a los labios y a otras zonas del rostro y del cuerpo, es imprescindible que entiendas qué es el ácido hialurónico, de dónde proviene y, sobre todo, asimiles que es una sustancia natural que tu cuerpo es capaz de absorber como propia.

Sólo así podrás perderle el miedo y comprender que además de ayudarte a cuidar tu cuerpo, este componente tan polifacético y puramente beneficioso puede ayudarte a verte mejor y quererte más.

______________________________

Si tienes alguna duda sobre este artículo o te gustaría recibir más información acerca de qué tratamiento de la Clínica Dr. Alejandro Segarra podrá ayudarte mejor en tu caso, escríbenos a info@dralejandrosegarra.com o llámanos y nuestro equipo te ofrecerá ayuda personalizada.