PÓMULOS

El aumento o relleno de pómulos es un tratamiento que se realiza en medicina estética que consiste en infiltrar ácido hialurónico a través de micro agujas con el objetivo de armonizar y mejorar el aspecto del rostro. Ayuda a recuperar la firmeza de la piel, reposicionar la zona de los pómulos, equilibrar los rasgos, afinar el rostro y rejuvenecer el aspecto del paciente de forma natural.

Con el paso de los años, la piel va perdiendo colágeno y elastina, sustancias encargadas de aportar firmeza al rostro. Como consecuencia, incrementa la flacidez y disminuye el material graso en la zona. Para ello, se infiltra ácido hialurónico que permite equilibrar la fisionomía y mantener el rostro firme y terso, ya que una de sus propiedades más importantes es la capacidad de atraer y retener agua y, por lo tanto, mantener los tejidos en buen estado. Con este procedimiento, se pueden lograr distintos objetivos: eliminar el pronunciamiento de los huesos, esculpir el óvalo facial, afinar el rostro o recuperar el volumen perdido de la zona. En ocasiones, también se consigue mejorar el surco nasogeniano o la ojera.

El ácido hialurónico es una sustancia reabsorbible, es decir, no es permanente ni definitiva. Su duración aproximada es de entre 6 y 12 meses aunque varía en función de cada paciente. Los efectos secundarios pueden ser leves, la posibilidad de inflamación en la zona tratada durante las primeras horas y, en algunos casos, la aparición de algún edema producido por la rotura de capilares durante el procedimiento. En este último caso, el hematoma desaparece progresivamente a partir de los 5 y 10 días.

300€ 1 VIAL /
250€ A PARTIR DE 2 VIALES

RESULTADOS:
INMEDIATOS

DURACIÓN:
6-12 MESES

APLICACIÓN:
20 MIN. 

ANESTESIA:
LOCAL

THE KEYS

RESULTADOS

Paciente indicado: Todas aquellas personas que presenten flacidez y/o quieran prevenirla o que, por anatomía, presentan un hundimiento en la zona del pómulo y mejilla.

Causas de la patología: Independientemente de la edad, por imperfecciones, asimetrías, falta de volumen o flacidez.

CUIDADOS

FAQS

Tras informar y resolver todas las dudas del paciente, se procede a realizar el tratamiento, que suele durar 20 minutos la sesión, aproximadamente.

La duración de los resultados dependerá de cada paciente y de algunos factores externos como la hidratación o la práctica de deporte.  La media de duración del tratamiento puede oscilar entre los 6 y 12 meses, aproximadamente.  

Se recomienda encarecidamente que el paciente evite tomar aspirina, medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios durante la semana previa a la realización del tratamiento. Consulte con su médico antes de interrumpir cualquier tratamiento crónico.

Es recomendable no tocar ni manipular la zona, no realizar deporte de alta intensidad y protegerse de los rayos solares y las altas temperaturas durante las próximas 48 horas. Recomendamos evitar el uso de casco o elementos que puedan presionar la zona durante las primeras 72 horas.

Depende del tratamiento. Se puede combinar con infiltraciones de ácido hialurónico en otras partes del rostro sin ningún inconveniente. En cualquier caso, se recomienda consultar al profesional en caso de someterse a otro tratamiento.

La infiltración del producto con las micro agujas puede resultar ligeramente incómoda. Aun así, el producto contiene un anestésico que reduce dichas molestias. Es un procedimiento prácticamente indoloro. 

Dependiendo de la técnica se aplica anestesia local. De todas formas, el mismo producto que se infiltra está compuesto por ácido hialurónico y anestesia para hacer el procedimiento menos molesto. 

Sí, se puede realizar durante todo el año sin ningún problema, siempre y cuando se sigan las recomendaciones del especialista.

No se han realizado estudios concluyentes en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que indiquen que puedan someterse a dicho tratamiento. Como medida de precaución, se recomienda evitarlo.