MENTÓN

El aumento o relleno de mentón es un tratamiento que se realiza en medicina estética que consiste en infiltrar ácido hialurónico a través de micro agujas y, al igual que el pómulo o la marcación del ángulo mandibular, tiene como objetivo armonizar y mejorar el aspecto del rostro.

Este tratamiento está dirigido a un público en concreto. Sobre todo a aquellas personas que tienen retracción de mentón y que, por lo tanto, desean mejorar el perfil de su rostro alineando frente, nariz y mentón. De este modo, se consigue proporcionar una estructura facial armoniosa de forma natural e imperceptible, con un contorno facial más definido y afinar el rostro. Asimismo, se logran objetivos secundarios como tensar y reducir el volumen de la papada. Es una técnica mínimamente invasiva en la que, mediante la infiltración de ácido hialurónico, se puede aumentar el grosor del mentón y corregir asimetrías, consiguiendo un perfil natural y equilibrado.

El ácido hialurónico es una sustancia reabsorbible, es decir, no es permanente ni definitivo. Su duración aproximada es de entre 6 a 12 meses y en ningún caso puede ser rechazado por el paciente, ya que es un componente que se encuentra naturalmente presente en el cuerpo. No existe ningún efecto secundario, salvo la posibilidad de inflamación en la zona tratada durante las primeras horas y, en algunos casos, la aparición de algún edema producido por la rotura de capilares durante el procedimiento. En este último caso, el hematoma desaparece progresivamente a partir de los 5 y 10 días.

300€ 1 VIAL /
250€ A PARTIR DE 2 VIALES

RESULTADOS:
INMEDIATOS

DURACIÓN:
6-12 MESES

APLICACIÓN:
20 MIN. 

ANESTESIA:
INNECESARIA

THE KEYS

RESULTADOS

Paciente indicado: Todas aquellas personas que, debido a su anatomía, presentan retracción de mentón o desean marcar el contorno del rostro y armonizar el perfil facial. 

Causas de la patología:  Por retracción, asimetrías o poca definición del rostro.

CUIDADOS

FAQS

Tras informar y resolver todas las dudas que tenga el paciente, se procede a realizar el tratamiento, que suele durar unos 20 minutos la sesión, aproximadamente.

La duración de los resultados dependerá de cada paciente y de muchos factores, como el fumar, hidratarse o realizar deporte, pero de media suele durar entre 6 y 12 meses, aproximadamente. 

Se recomienda encarecidamente que el paciente evite tomar aspirina, medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios durante la semana previa a la realización del tratamiento. Consulte a su doctor antes de interrumpir cualquier tratamiento crónico. 

Es recomendable no tocar ni manipular la zona, no realizar deporte de alta intensidad en las siguientes 48 horas tras realizar el tratamiento y protegerse de los rayos solares y las altas temperaturas. 

No hay ningún efecto secundario grave tras realizar el procedimiento. Únicamente puede aparecer hinchazón en la zona tratada que irá desapareciendo en el transcurso de las primeras horas y/o algún edema que tardará en desaparecer entre unos 5 y 10 días. 

Depende del tratamiento. Se puede combinar con infiltraciones de ácido hialurónico en otras partes del rostro sin ningún inconveniente. En cualquier caso, se recomienda consultar al profesional en caso de someterse a otro tratamiento. 

La infiltración del producto con las micro agujas puede resultar ligeramente incómodo. Aún así, el producto contiene un anestésico que reduce dichas molestias. Es un procedimiento prácticamente indoloro. 

No es necesario utilizar anestesia para este tipo de tratamiento. 

No debería realizarse ningún tipo de tratamiento en aquellas zonas donde el paciente presente algún tipo de material semipermanente o permanente. 

Sí, se puede realizar durante todo el año sin ningún problema, siempre y cuando se sigan las recomendaciones del especialista. 

No se han realizado estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Como medida de precaución, se recomienda evitar someterse a este tipo de tratamiento.