BRUXISMO

La aplicación de toxina botulínica es un tratamiento que se realiza en medicina estética para combatir las alteraciones del bruxismo, que se producen especialmente durante el sueño y que afectan a los músculos maseteros. Esto provoca daños en el periodonto, dolores de cabeza y  mandíbula y ensancha las facciones de esta.

Este tratamiento se aplica con micro agujas mediante infiltraciones en el músculo masetero para relajarlo. El resultado del procedimiento no es inmediato, sino que se empieza a observar a partir de la primera semana, aproximadamente. Asimismo, es a partir del primer mes cuando las facciones de la mandíbula se empiezan a suavizar.

La toxina botulínica es una sustancia reabsorbible, es decir, no es permanente ni definitiva. Su duración aproximada es de entre 4 y 6 meses aunque varía en función de cada paciente.  Aunque no es habitual, existe la posibilidad de que aparezca un edema producido por la rotura de capilares durante el procedimiento. En tal caso, el hematoma desaparece progresivamente a partir de los 5 y 10 días.

350€

RESULTADOS:
A PARTIR DEL TERCER O CUARTO DÍA

DURACIÓN:
4-6 MESES

APLICACIÓN:
10 MIN. 

ANESTESIA:
INNECESARIA

THE KEYS

RESULTADOS

Paciente indicado: Tratamiento indicado para los pacientes que tengan tendencia a apretar o rechinar los dientes, de forma voluntaria o involuntaria.

Causas de la patología: Independientemente de la edad, por estrés y/o trastornos del sueño.

CUIDADOS

FAQS

Tras informar y resolver todas las dudas del paciente, se procede a realizar el tratamiento, que suele durar 10 minutos la sesión, aproximadamente.

La duración de los resultados dependerá de cada paciente.  La media de duración del tratamiento puede oscilar entre los 4 y 6 meses, aproximadamente. Se recomienda una máxima de 3 sesiones anuales. 

Se recomienda encarecidamente que el paciente evite tomar aspirina, medicamentos anticoagulantes y antiinflamatorios durante la semana previa a la realización del tratamiento. Consulte con su médico antes de interrumpir cualquier tratamiento crónico.

Es recomendable no tocar ni manipular la zona, no realizar deporte de alta intensidad en las siguientes 48 horas tras realizar el tratamiento y protegerse de los rayos solares y las altas temperaturas. Asimismo, es importante evitar acostarse durante las primeras 6 horas.

Depende del tratamiento. Se puede combinar con infiltraciones de ácido hialurónico en otras partes del rostro sin ningún inconveniente. En cualquier caso, se recomienda consultar al profesional en caso de someterse a otro tratamiento.

La infiltración del producto con las micro agujas puede resultar ligeramente incómoda. Aun así, es un procedimiento prácticamente indoloro.  

No es necesario utilizar anestesia.  

Sí, se puede realizar durante todo el año sin ningún problema, siempre y cuando se sigan las recomendaciones del especialista.

No se han realizado estudios concluyentes en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que indiquen que puedan someterse a dicho tratamiento. Como medida de precaución, se recomienda evitarlo.